La "Geperudeta" llega a Llíria
5 de julio de 2018

Centenares de edetanos se congregaran ayer, a las siete de la tarde, en la estación de Metro de Llíria. Todos estaban impacientes y nerviosos; expectantes. Todos esperaban la llegada de la "Mare de Déu dels Desamparats". Diez minutos más tarde de la expectación fue en aumento y un rumor empezó a crecer: la "Geperudeta" estaba entrando en Llíria. 

Entre gritos y aplausos, los edetanos y edetanas recibieron a "la Mareta", a la patrona de los valencianos, que vino a visitar Llíria dentro de las celebraciones de los 600 años de la muerte de San Vicente Ferrer.

 La llegada de la Virgen de los Desamparados, en que estuvo presente la imagen de San Vicente Ferrer, estuvo acompañada de aplausos y gritos de: "Visca la Madre de Déu!! Visca la madre de todos los valencians!! Valencians, tots a una veu, Visca la Madre de Déu!!." 

Después del encuentro entre las dos imágenes que fue, sin duda, una de las imágenes más esperadas de la tarde; los portantes de Llíria (los portantes de San Vicente Ferrer, San Miguel, la Puríssima y Nuestra Señora del Remedio)  fueron los encargados de llevar las imágenes de Nuestra Señora de los Desamparados y de Santo Vicente Ferrer.

Acompañados por los centenares de vecinos, las imágenes recorrieron los calles de Llíria - acompañadas por pétalos de rosa - hasta la Iglesia del Remedio y el Hogar de los Hermanitas de los Ancianos Desamparados Santa Teresa Jornet. Y es que, durante estos tres días, la patrona de los valencianos visitará la parroquia de la Asunción, la Ermita de San Vicente, nombrada Templo Jubilar hace pocos meses. 

Los actos de la visita de la peregrina se alargaran hasta el domingo.