La Ermita

História de nuestra Ermita

Fue en el año 1410 un 30 de Agosto, cuando en el paraje de las fuentes de Llíria, el dominico valenciano Vicente Ferrer, que entonces contaba 60 años de edad, realizaba el "milagro del agua".

Siendo que en el año 1455 el Papa Calixto III declaró Santo a Vicente Ferrer, en el año 1500 para conmemorar los cincuenta años de la canonización, Llíria erige en el mismo paraje del milagro una primera ermita con el nombre de Virgen de las Fuentes y contiguo a ella, en el año 1562 un convento de frailes habilitado por los Franciscanos. Pero por razones de salud pronto lo desalojaron y fue en el año 1589 cuando los frailes Trinitarios se hicieron cargo de la custodia de la ermita y del convento y allí estuvieron hasta el año 1659 que por causa del paludismo abandonan el convento y se establecen en la Villa en la actual iglesia del Remedio.

Ante esta situación se crea la figura del ermitaño asignándosele un sueldo, pero fueron tales las discordias para alcanzar esa función que vuelven los Trinitarios hasta que en 1723 dejan el convento y se trasladan definitivamente a la Villa.

La ermita se fue deteriorando y el 13 de Septiembre de 1750 se acordó derribarla por amenazar ruina i el 6 de Marzo del año siguiente se acordó iniciar la construcción de la presente ermita aprovechando los materiales del antiguo convento, siendo el 6 de Julio de 1751 cuando se puso la primera piedra por el duque de Berwich yerno de la primera duquesa de Alba. Pero muy pronto, el 15 de Marzo de 1756, la obra flaquea desde los cimientos y amenaza desplomarse. A tal efecto se deshizo el tejado y encabironado y se volvió a su construcción, terminándose las obras de la presente ermita el 20 de Noviembre de 1757.

El 15 de Enero de 1762 se bendijo y se puso a punto para el culto del santo benefactor de la fuente y tres años más tarde un 31 de Octubre, se hacen dos ventanas en la puerta para venerar al Santo y el 4 de Junio de 1767 se enlosa y se construye el porche, después, el 2 de Febrero de 1779 se hace el piso de la ermita y en el verano del mismo año se construye una nueva campana.

El 28 de Septiembre de 1936, la guerra civil lo destruyó todo y la ermita pasa a ser el cuartel de caballería, dejando vestigios que así lo atestiguan, las señales en el suelo a ambos lados de la ermita. Pasada ya la contienda se decidió restablecer el culto en la antigua ermita y el 4 de Abril de 1940 hizo la entrada en la ermita la nueva imagen costeada por los vecinos de Benisanó y Llíria.

El año 1998 se decide dotar a la ermita de un aseo, ya que hasta entonces no disponía de este servicio, los festeros de ese año se echaron adelante y fueron ellos quien desinteresadamente construyeron el pozo ciego y levantaron los Wcs.

El 2003, se instaló para mayor decoro del templo una vidriera que representa el milagro que San Vicente obró en Llíria. El 2008 una familia devota, regala también a la ermita un auca que representa la vida y milagros de San Vicente, la cual es ubicada bajo del coro en la parte derecha.

2010 fué un añovicentino en nuestra localidad, ya que se cumplían 600 años del milagro del agua. Muchas actividades se organizaron, pero una de las mas inportantes fué laRomeria del 30 de agosto (día exacto en el que se obró el milagro). Ese día el Cristo de la Sangre, visitó la ermita, recordando que ese mismo Cristo fué el que acompañó a San Vicente el 1410. También ese mismo día se celebró una Solemne Eucaristía presidida por D. Carlos Osoro, Arzobispo de Valencia en aquel entonces.

El año 2015, la pintura exterior de la ermita estaba muy deteriorada y ese mismo año se repinta todo el exterior, quedando la ermita como nueva.